Nuestro hotel se inspira en aquellos tiempos en que Vejer formaba parte del gran Imperio Islámico que se extendía desde Damasco a Granada y cuya ocupación en Andalucía duró más de 500 años. Este antiguo pueblo árabe fue el enclave de una fortaleza durante la ocupación musulmana del sur de España y está situado a 10 Km. de la playa del Palmar y de la bahía de Trafalgar.

Vejer es uno de los pueblos árabes más antiguos y mejor conservados y constituyó un punto estratégico para los árabes en la defensa de sus nuevos territorios.
Desde muchos puntos de Vejer se pueden ver durante la noche las luces de la bahía de Tánger y desde las murallas es algo habitual poder admirar las grandiosas montañas rocosas de Djebl Moussa.

Construido como defensa, Vejer se encuentra a 200m sobre el nivel del mar, dominando así las montañas del Parque natural de la Sierra de los Alcornocales, la bahía de Zahara y el estrecho de Gibraltar.